Categorías

Cómo Adquirir un préstamo hipotecario

Cómo adquirir un préstamo hipotecario para tu vivienda

Una de las decisiones económicas más importantes de una familia es adquirir una hipoteca, para ello es necesario cumplir una serie de condiciones y tener una gran autocrítica y responsabilidad para impedir endeudarnos más de lo que podemos.

Es muy importante, tener trabajo estable para no tener problemas para poder pagar la hipoteca mes a mes, y se recomienda no dedicar más del 35% de los ingresos para pagar la deuda financiera.

A continuación, detallamos los pasos a seguir para afrontar con éxito la firma de una hipoteca;

1. Compara distintas hipotecas

Una vez cumplidos los requisito para poder solicitar una hipoteca, es fundamental conocer el mercado hipotecario y saber qué nos ofrecen las entidades financieras. De este modo, podremos considerar si es buena o no y negociar con la entidad para obtener mejores condiciones.

Actualmente, los métodos más eficaces son: acudir presencialmente a distintas oficinas bancarias o consultar/comparar on-line las condiciones de varios préstamos hipotecarios mediante distintos comparadores de hipotecas que podemos encontrar por internet, que nos permitan comparar varias hipotecas de forma simultánea.

El interés no es la única condición importante, pues la vinculación (seguros, planes de pensiones, etc.) podría incrementar bastante el coste total de la hipoteca.

2. Solicitud de información y negociación con el banco

El siguiente paso será ponerse en contacto (de forma presencial o a través de internet) con la entidad elegida y pedirle información sobre sus préstamos hipotecarios y solicitar a la entidad financiera la Ficha de Información Precontractual (FIPRE), que es un documento en el que aparecen las condiciones iniciales genéricas de sus hipotecas: importe, plazo, tipo de interés, comisiones, vinculación, con esta información tendremos una buena base para nuestras negociaciones.

Es muy importante concretar reuniones el director de varias oficinas y que con su experiencia nos ofrezca las mejores condiciones de la hipoteca una vez presentado.

Debemos tener en cuenta que el interés no es la única condición importante, pues la vinculación (seguros, planes de pensiones, etc.) podría incrementar bastante el coste total de la hipoteca.

3. Entrega de la documentación

Para que la entidad financiera pueda estudiar nuestro perfil y pueda valorar si puede ofrecernos la hipoteca y en qué términos, el banco nos pedirá que le entreguemos una serie de documentos como; las últimas nóminas, la última declaración de la renta, extractos de nuestros gastos e ingresos, etc.. En el caso de trabajar por cuenta propia, deberemos entregar, adicionalmente, la documentación estipulada para los autónomos. Esta información la podemos ofrecer de las siguientes maneras;

  • Banca tradicional: tendremos que darle todos los documentos a la persona que gestione nuestra petición.
  • Banca online: dependiendo de la entidad, deberemos subir la documentación a su sistema, mandarla por correo postal o electrónico o presentarla en una oficina física.

Asimismo, habrá una tasación de la vivienda de una sociedad tasadora homologada. Esta información la utilizará al el banco para saber cuál es el valor de la vivienda que queremos comprar.

4. Estudio de la FEIN, la FiAE y el resto de documentos

Si la operación es aprobada por el departamento de análisis, el banco nos hará saber cuáles serían las condiciones de nuestra hipoteca. En concreto, nos entregará estos documentos:

  • La Ficha Europea de Información Normalizada (FEIN). En ella tienen que aparecer las condiciones de financiación que el banco nos ofrece, tiene carácter de oferta vinculante
  • La Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE). En ella aparecen las cláusulas más delicadas del crédito hipotecario: si se usa un índice de referencia para calcular el interés, si el préstamo se otorga en otra divisa, qué gastos de constitución tiene que pagar el cliente, etc.
  • Una copia del contrato cuyo contenido debe coincidir con el de las dos fichas anteriores.
  • Un documento en el que se indiquen los gastos de hipoteca que paga el cliente y los que abona el banco. Por ley, el cliente solo debe hacer frente a la tasación y a la copia de su escritura.
  • Si la hipoteca es variable, también nos tienen que dar un documento en el que se indique el precio de las cuotas a pagar en varios escenarios de evolución de los índices de referencia.
  • Si el banco nos obliga a contratar seguros de hogar y/o de vida, tendrá que facilitarnos las condiciones de las pólizas. Hay que matizar, eso sí, que estos seguros también podemos firmarlos con la compañía que queramos sin que la entidad pueda penalizarnos por ello.
  • Un papel en el que se nos advierta de que debemos pasar por la notaría antes de la firma para recibir asesoramiento gratuito sobre el préstamo hipotecario que queremos contratar.

Se debe comprobar que las condiciones de la FEIN son las que esperabas y que no hay ningún producto combinado que no quieras.

5. Provisión de fondos

En caso de aceptar la oferta la entidad financiera, tendremos que ingresar una suma de dinero determinada en una cuenta (provisión de fondos) que se utilizará para pagar los gastos de formalización de las escrituras de compraventa y de la hipoteca más la parte del precio de la vivienda que el banco no financie.

Una gestoría utilizará este dinero para pagar los costes de escrituración e inscripción y los impuestos correspondientes. Si sobrara algo, nos lo devolvería junto a las facturas de cada concepto.

 Insiste al banco para que ajuste al máximo la previsión del coste, pues así tendrás que aportar menos dinero.

6. Visita la notaría antes de la firmar la hipoteca

Una vez elegida la notaría en la que queremos firmar (es nuestro derecho como clientes) y visitar al notario al menos un día antes de la contratación junto a los cotitulares y a los avalistas de la operación, si los hay.

Según la legislación vigente, este profesional nos proporcionará los siguientes servicios:

  • Verificará que hemos recibido la documentación que hemos mencionado en el paso 4 y que se ha cumplido el plazo de diez días de antelación.
  • Nos explicará las condiciones de la hipoteca punto por punto y responderá a todas nuestras preguntas.
  • Nos hará pasar un test para que quede acreditado que entendemos las cláusulas del contrato y que se nos ha facilitado toda la información prevista por la ley.

 Lee atentamente todos los documentos para poder superar el test sobre las condiciones de tu hipoteca que te hará el notario.

7. Firma la escritura de tu hipoteca

Último paso: la firma de las escrituras de la hipoteca y de la compraventa en la notaría, a la que tendremos que acudir junto al apoderado (representante) de nuestro banco y al vendedor.

Tras la formalización de ambos contratos y la entrega de los cheques correspondientes al vendedor, nos convertiremos oficialmente en los propietarios de una vivienda y en los titulares de un préstamo hipotecario, aunque después la gestoría tendrá que hacer los trámites necesarios (pago de impuestos y aranceles e inscripción de la hipoteca y de la compraventa en el Registro de la Propiedad) para terminar de cerrar la operación.

Ir arriba